Historia

En marzo de 1910 el Vicariato de Roma confía el cuidado pastoral del barrio
Salario al padre José León Gallardo que, el 5 de mayo compra, con dinero personal, el terreno donde el 9 de julio de ese mismo año coloca la piedra fundamental del nuevo templo dedicado a la Virgen Santísima, Nuestra Señora de los Dolores. 1910 era el año del primer centenario de la Revolución de Mayo.

En el 1913 es inaugurado el Oratorio donde comienzan a celebrarse provisionalmente los sagrados misterios.

El 18 de junio de 1915, a pedido del Episcopado Argentino, Benedicto XV concede que el templo sea Iglesia Nacional.

Solo el 9 de junio de 1924 se llega a inaugurar parcialmente el templo, pero en el 11 de noviembre de ese año muere prematuramente monseñor Gallardo. A causa de su deceso, acaecido en Génova, las obras se paralizan. Su heredero universal Angel Gallardo, hermano del sacerdote, decide en 1929 dar continuidad a la obra cediendo la propiedad a la Arquidiócesis de Buenos Aires, en calidad de representante del conjunto de los obispos argentinos. El 24 de junio de 1929 la administración y la atención pastoral viene asumida por la Orden de la Merced. Religiosos de esa Orden dan continuidad al proyecto y el 1 de noviembre de 1930 se dedica el templo con el rito de consagración de iglesias.

Por un breve periodo, es decir desde el 1932 al 1934, la Iglesia es también sede de la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores. Luego de algunas vicisitudes de la misma comunidad religiosa, la sede se traslada a la vecina capilla de Santa Bonosa, ubicada sobre el Viale Regina Margherita, tomando más tarde el título de Nuestra Señora de La Merced y san Adrián mártir.

Hasta el 1965 la casa adyacente a la Iglesia fue también sede de la Curia General de la Orden de la Merced.

El 11 de noviembre de 1964 los restos de monseñor Gallardo son trasladados desde Génova a Roma para ser sepultados dentro del templo. Actualmente se encuentra su tumba a los pies de la Virgen de Luján.

El 7 de junio de 1967 el Papa Pablo VI anexa al número de los títulos cardenalicios el Templo de la Beata Virgen María Dolorosa con la constitución apostólica Sunt Hic Romae.

Desde el 27 de febrero de 1989 la Conferencia Episcopal Argentina retomó la gestión de la Iglesia

En orden cronológico han ostentado éste título del orden de los presbíteros

Cardenal
Nicolás Fasolino

del 26 junio de 1967
al 13 de agosto de 1969

Cardenal
Raúl Francisco Primatesta

del 5 de marzo de 1973
al 1° mayo de 2006

Cardenal
Estanislao Esteban Karlic

del 24 de noviembre de 2007

Iglesia Nacional Argentina

Plaza Buenos Aires - 00198 - Roma
06 8440 1301

Copyright 2019 - Tutti i diritti riservati - Powerede by Nova Opera